Son muchos los motivos que nos pueden llevar a sentirnos perdidos, desorientados, sin saber qué rumbo tomar en la vida. Momentos en los que nos hayamos con dificultades que no sabemos cómo afrontar.

En estas y otras muchas situaciones podemos sentir que algo falla en nosotros, que no lo estamos haciendo bien. En ETSIS sin embargo, no pensamos así. En efecto todos tenemos carencias que trabajar y siempre es un buen momento para aprender recursos, pero no olvidemos que no estamos solos en el mundo.

En parte existimos en la medida en que el otro me devuelve mi imagen como un espejo. Creemos firmemente en la idea de que cuando una persona presenta un problema es la punta del iceberg, y que debajo hay un sistema al que pertenece que pasa por dificultades.

Así, al igual que cambiando el foco de un actor a todo el escenario en su conjunto es cómo podemos entender la obra, desde la terapia familiar sistémica enfocamos no sólo a la persona que un principio presenta el problema  sino también a los contextos y sistemas (familia, trabajo, escuela…) de los que forma parte.

Desde esta perspectiva, en Etsis la terapia será orientada en ocasiones de manera individual, otras veces en pareja y otras trayendo a los miembros del sistema relacional que se considere oportuno, pero siempre veremos a la persona desde un punto de vista global donde los sistemas de los que forma parte serán básicos, y tenidos en cuenta en todo momento, para poder llevar a cabo un tratamiento integral.